ÚLTIMAS NOTICIAS NOVEDADES

EXTINTORES ELEMENTO VITAL EN CASO DE INCENDIO

Cuando hablamos de elementos contra incendios contar con una alarma junto a un detector y un extintor es fundamental para prevenir en caso de conato de incendio 

Un extintor es un elemento portátil cuya finalidad es apagar el fuego en sus comienzo siempre que estos tengan la capacidad para extinguirlo rápidamente, porque esté focalizado en un pequeña zona. Consiste en un recipiente metálico que a través de una boquilla y mediante una válvula emite un agente extintor que se ha de dirigir al fuego. 

TIPOS DE EXTINTORES 

Clases de extintores según el tamaño

Los tamaños de venta al público de los extintores varían desde 1 Kg. hasta los 100 Kg. Según el agente extintor que contengan, su volumen y carga pueden variar, por tanto, según su tamaño se clasifican de la siguiente manera:

  • Polvo – 1Kg. hasta 9Kg.
  • Agua – 1Kg. hasta 12Kg.
  • C02 – 2Kg. hasta 10Kg.
  • Automáticos – 6Kg. hasta 9Kg.
  • Con ruedas – 25Kg, 50Kg o 100Kg.
  • Otros – 1Kg. hasta 12Kg.

Sin embargo, en entornos profesionales, el volumen y tamaño aumenta considerablemente. Por ejemplo, un camión cisterna puede albergar hasta 38.000 litros de agente extintor.

Clases de extintor según la clase de fuego a extinguir

También es posible catalogar los extintores según aquello que son capacez de apagar. Por tanto, es necesario diferenciar los posibles tipos de fuego. Para ello, el fuego se clasifica según el principal combustible que lo hace arder. Por tanto, la clasificación quedaría de esta manera:

  • Cuando el combustible es sólido, se trata de un Fuego Tipo A.
  • Si el combustible es líquido, será un Fuego Tipo B.
  • En caso de que el combustible sea gaseoso, habrá un Fuego Tipo C.
  • Si el combustible es metálico, será un Fuego Tipo D.
  • En caso de producirse un incendio a base de aceites vegetales o animales será un fuego Tipo K.

A parte, existen los fuegos eléctricos. Este tipo de incendio se puede producir en base a cualquier tipo de combustible. El único requisito para que un fuego sea eléctrico es que su combustible sea conductor de una corriente eléctrica. Esta circunstancia es más común con metales y líquidos, no obstante, es posible con muchos gases e infinidad de sólidos.

Descubre cómo actuar si hay un incendio en un negocio con gente dentro

Tipos de extintor según su agente extintor

En función del agente extintor, existen los siguientes tipos de extintores:

  • Agua: fuegos de clase A sin electricidad.
  • Agua pulverizada: fuegos de clase A y B.
  • Espuma: fuegos de clase A y B.
  • De polvo: fuegos de clase A, B, C y eléctricos.
  • De CO2: fuegos de clase A, B, C y eléctricos.
  • Específicos para metales: fuegos de clase D y eléctricos.
  • De acetato potásico: fuegos de clase B y C.
  • De compuestos halogenados: fuegos B, C y eléctricos.

Extintores de agua

El agua a presión de estos extintores extingue las llamas por enfriamiento al poseer un gran poder de absorción de calor. Además, también este tipo de extinto sofoca el fuego, pues toda el agua evaporada a altas temperaturas de combustión expande su volumen en tal medida, que desplaza el oxígeno y los vapores de combustión. Es una de las mejores opciones para fuegos tipo A.

Extintores a base de agua pulverizada

La diferencia con los extintores de agua comunes es que, en este caso, la descarga se produce en finas gotas que generan una especie de niebla, consiguiendo mayor efectividad en la lucha contra el fuego. Por ese motivo, a parte de ser útiles contra fuegos tipo A, también se pueden utilizar contra fuegos tipo B.

Extintores a base de espuma (AFFF)

Al igual que ocurre con los extintores a base de agua, los de espuma ahogan las llamas por enfriamiento y sofocación. En este caso se debe a que la espuma crea una capa continua acuosa que desplaza el aire, enfría e impide posibles escapes de vapor que podrían generar más llamas. Óptimo para fuegos tipo A y B.

Extintores de Polvo Químico seco triclase ABC

El efecto químico que se produce con las llamas al poner en funcionamiento este tipo de extintores rompe la reacción en cadena del fuego. Además, el fosfato monoamónico que los compone se funde con las llamas y crea una sustancia pegajosa que se adhiere en cualquier elemento sólido, creando una barrera protectora frente a las llamas. Es perfecto para fuegos tipo A, aunque funciona igual de bien con fuegos de clase B, C y eléctricos.

Extintores de dióxido de carbono o CO2

En estos casos, al descargar el gas encerrado a presión dentro del extintor, el CO2 se expande abruptamente y su temperatura desciende de tal manera que se convierte en hielo seco o nieve carbónica, lo que permite enfriar el combustible. También se desplaza el oxígeno, con lo que hay un efecto de sofocación que contribuye a apagar el fuego. Funciona muy bien con fuegos de clase A, B, C y cualquiera de sus variantes eléctricas.

Extintores específicos para  metales combustibles o aleaciones metálicas

Suelen actuar por sofocación, generando una capa o barrera entre el metal y el aire, de modo que impidan al fuego respirar y expandirse. En efecto, son la mejor opción para fuegos de clase D y eléctricos metálicos.

Extintores a base de acetato de potasio

Especialmente diseñados para combatir fuegos producidos sobre aceites y grasas de freidoras, cocinas, etc. siendo estos más útiles como medidas de seguridad en restaurantes. El acetato potásico se descarga en forma de niebla que, al entrar en contacto con el aceite o grasa, crea una espuma jabonosa que separa la superficie del aire. Además, parte de las gotas de la neblina se vaporizan refrigerando el aceite o grasa en combustión. Por ese motivo es perfecto para fuegos tipo B y C.

Extintores a base de compuestos halogenados

Actúan igual que los anteriores, rompiendo la reacción en cadena del fuego, con la ventaja de no dejar vestigios ni residuos. Tampoco son conductores de la electricidad. Por tanto, permite apagar fuegos B, C y eléctricos.

La mejor protección contra incendios

Ahora podrás comprobar si el extintor más cercano es el adecuado para la ubicación en la que estés. En casa, lo más recomendable es tener un extintor cerca del detector de humos conectado al dispositivo de alarma.

Clases de extintores según el tamaño

Los tamaños de venta al público de los extintores varían desde 1 Kg. hasta los 100 Kg. Según el agente extintor que contengan, su volumen y carga pueden variar, por tanto, según su tamaño se clasifican de la siguiente manera:

  • Polvo – 1Kg. hasta 9Kg.
  • Agua – 1Kg. hasta 12Kg.
  • C02 – 2Kg. hasta 10Kg.
  • Automáticos – 6Kg. hasta 9Kg.
  • Con ruedas – 25Kg, 50Kg o 100Kg.
  • Otros – 1Kg. hasta 12Kg.

Sin embargo, en entornos profesionales, el volumen y tamaño aumenta considerablemente. Por ejemplo, un camión cisterna puede albergar hasta 38.000 litros de agente extintor.

Clases de extintor según la clase de fuego a extinguir

También es posible catalogar los extintores según aquello que son capacez de apagar. Por tanto, es necesario diferenciar los posibles tipos de fuego. Para ello, el fuego se clasifica según el principal combustible que lo hace arder. Por tanto, la clasificación quedaría de esta manera:

  • Cuando el combustible es sólido, se trata de un Fuego Tipo A.
  • Si el combustible es líquido, será un Fuego Tipo B.
  • En caso de que el combustible sea gaseoso, habrá un Fuego Tipo C.
  • Si el combustible es metálico, será un Fuego Tipo D.
  • En caso de producirse un incendio a base de aceites vegetales o animales será un fuego Tipo K.

A parte, existen los fuegos eléctricos. Este tipo de incendio se puede producir en base a cualquier tipo de combustible. El único requisito para que un fuego sea eléctrico es que su combustible sea conductor de una corriente eléctrica. Esta circunstancia es más común con metales y líquidos, no obstante, es posible con muchos gases e infinidad de sólidos.

Descubre cómo actuar si hay un incendio en un negocio con gente dentro

Tipos de extintor según su agente extintor

En función del agente extintor, existen los siguientes tipos de extintores:

  • Agua: fuegos de clase A sin electricidad.
  • Agua pulverizada: fuegos de clase A y B.
  • Espuma: fuegos de clase A y B.
  • De polvo: fuegos de clase A, B, C y eléctricos.
  • De CO2: fuegos de clase A, B, C y eléctricos.
  • Específicos para metales: fuegos de clase D y eléctricos.
  • De acetato potásico: fuegos de clase B y C.
  • De compuestos halogenados: fuegos B, C y eléctricos.

Extintores de agua

El agua a presión de estos extintores extingue las llamas por enfriamiento al poseer un gran poder de absorción de calor. Además, también este tipo de extinto sofoca el fuego, pues toda el agua evaporada a altas temperaturas de combustión expande su volumen en tal medida, que desplaza el oxígeno y los vapores de combustión. Es una de las mejores opciones para fuegos tipo A.

Extintores a base de agua pulverizada

La diferencia con los extintores de agua comunes es que, en este caso, la descarga se produce en finas gotas que generan una especie de niebla, consiguiendo mayor efectividad en la lucha contra el fuego. Por ese motivo, a parte de ser útiles contra fuegos tipo A, también se pueden utilizar contra fuegos tipo B.

Extintores a base de espuma (AFFF)

Al igual que ocurre con los extintores a base de agua, los de espuma ahogan las llamas por enfriamiento y sofocación. En este caso se debe a que la espuma crea una capa continua acuosa que desplaza el aire, enfría e impide posibles escapes de vapor que podrían generar más llamas. Óptimo para fuegos tipo A y B.

Extintores de Polvo Químico seco triclase ABC

El efecto químico que se produce con las llamas al poner en funcionamiento este tipo de extintores rompe la reacción en cadena del fuego. Además, el fosfato monoamónico que los compone se funde con las llamas y crea una sustancia pegajosa que se adhiere en cualquier elemento sólido, creando una barrera protectora frente a las llamas. Es perfecto para fuegos tipo A, aunque funciona igual de bien con fuegos de clase B, C y eléctricos.

Extintores de dióxido de carbono o CO2

En estos casos, al descargar el gas encerrado a presión dentro del extintor, el CO2 se expande abruptamente y su temperatura desciende de tal manera que se convierte en hielo seco o nieve carbónica, lo que permite enfriar el combustible. También se desplaza el oxígeno, con lo que hay un efecto de sofocación que contribuye a apagar el fuego. Funciona muy bien con fuegos de clase A, B, C y cualquiera de sus variantes eléctricas.

Extintores específicos para  metales combustibles o aleaciones metálicas

Suelen actuar por sofocación, generando una capa o barrera entre el metal y el aire, de modo que impidan al fuego respirar y expandirse. En efecto, son la mejor opción para fuegos de clase D y eléctricos metálicos.

Extintores a base de acetato de potasio

Especialmente diseñados para combatir fuegos producidos sobre aceites y grasas de freidoras, cocinas, etc. siendo estos más útiles como medidas de seguridad en restaurantes. El acetato potásico se descarga en forma de niebla que, al entrar en contacto con el aceite o grasa, crea una espuma jabonosa que separa la superficie del aire. Además, parte de las gotas de la neblina se vaporizan refrigerando el aceite o grasa en combustión. Por ese motivo es perfecto para fuegos tipo B y C.

Extintores a base de compuestos halogenados

Actúan igual que los anteriores, rompiendo la reacción en cadena del fuego, con la ventaja de no dejar vestigios ni residuos. Tampoco son conductores de la electricidad. Por tanto, permite apagar fuegos B, C y eléctricos.

La mejor protección contra incendios

Ahora podrás comprobar si el extintor más cercano es el adecuado para la ubicación en la que estés. En casa, lo más recomendable es tener un extintor cerca del detector de humos conectado al dispositivo de alarma.

Clases de extintores según el tamaño

Los tamaños de venta al público de los extintores varían desde 1 Kg. hasta los 100 Kg. Según el agente extintor que contengan, su volumen y carga pueden variar, por tanto, según su tamaño se clasifican de la siguiente manera:

  • Polvo – 1Kg. hasta 9Kg.
  • Agua – 1Kg. hasta 12Kg.
  • C02 – 2Kg. hasta 10Kg.
  • Automáticos – 6Kg. hasta 9Kg.
  • Con ruedas – 25Kg, 50Kg o 100Kg.
  • Otros – 1Kg. hasta 12Kg.

Sin embargo, en entornos profesionales, el volumen y tamaño aumenta considerablemente. Por ejemplo, un camión cisterna puede albergar hasta 38.000 litros de agente extintor.

Clases de extintor según la clase de fuego a extinguir

También es posible catalogar los extintores según aquello que son capacez de apagar. Por tanto, es necesario diferenciar los posibles tipos de fuego. Para ello, el fuego se clasifica según el principal combustible que lo hace arder. Por tanto, la clasificación quedaría de esta manera:

  • Cuando el combustible es sólido, se trata de un Fuego Tipo A.
  • Si el combustible es líquido, será un Fuego Tipo B.
  • En caso de que el combustible sea gaseoso, habrá un Fuego Tipo C.
  • Si el combustible es metálico, será un Fuego Tipo D.
  • En caso de producirse un incendio a base de aceites vegetales o animales será un fuego Tipo K.

A parte, existen los fuegos eléctricos. Este tipo de incendio se puede producir en base a cualquier tipo de combustible. El único requisito para que un fuego sea eléctrico es que su combustible sea conductor de una corriente eléctrica. Esta circunstancia es más común con metales y líquidos, no obstante, es posible con muchos gases e infinidad de sólidos.

Descubre cómo actuar si hay un incendio en un negocio con gente dentro

Tipos de extintor según su agente extintor

En función del agente extintor, existen los siguientes tipos de extintores:

  • Agua: fuegos de clase A sin electricidad.
  • Agua pulverizada: fuegos de clase A y B.
  • Espuma: fuegos de clase A y B.
  • De polvo: fuegos de clase A, B, C y eléctricos.
  • De CO2: fuegos de clase A, B, C y eléctricos.
  • Específicos para metales: fuegos de clase D y eléctricos.
  • De acetato potásico: fuegos de clase B y C.
  • De compuestos halogenados: fuegos B, C y eléctricos.

Extintores de agua

El agua a presión de estos extintores extingue las llamas por enfriamiento al poseer un gran poder de absorción de calor. Además, también este tipo de extinto sofoca el fuego, pues toda el agua evaporada a altas temperaturas de combustión expande su volumen en tal medida, que desplaza el oxígeno y los vapores de combustión. Es una de las mejores opciones para fuegos tipo A.

Extintores a base de agua pulverizada

La diferencia con los extintores de agua comunes es que, en este caso, la descarga se produce en finas gotas que generan una especie de niebla, consiguiendo mayor efectividad en la lucha contra el fuego. Por ese motivo, a parte de ser útiles contra fuegos tipo A, también se pueden utilizar contra fuegos tipo B.

Extintores a base de espuma (AFFF)

Al igual que ocurre con los extintores a base de agua, los de espuma ahogan las llamas por enfriamiento y sofocación. En este caso se debe a que la espuma crea una capa continua acuosa que desplaza el aire, enfría e impide posibles escapes de vapor que podrían generar más llamas. Óptimo para fuegos tipo A y B.

Extintores de Polvo Químico seco triclase ABC

El efecto químico que se produce con las llamas al poner en funcionamiento este tipo de extintores rompe la reacción en cadena del fuego. Además, el fosfato monoamónico que los compone se funde con las llamas y crea una sustancia pegajosa que se adhiere en cualquier elemento sólido, creando una barrera protectora frente a las llamas. Es perfecto para fuegos tipo A, aunque funciona igual de bien con fuegos de clase B, C y eléctricos.

Extintores de dióxido de carbono o CO2

En estos casos, al descargar el gas encerrado a presión dentro del extintor, el CO2 se expande abruptamente y su temperatura desciende de tal manera que se convierte en hielo seco o nieve carbónica, lo que permite enfriar el combustible. También se desplaza el oxígeno, con lo que hay un efecto de sofocación que contribuye a apagar el fuego. Funciona muy bien con fuegos de clase A, B, C y cualquiera de sus variantes eléctricas.

Extintores específicos para  metales combustibles o aleaciones metálicas

Suelen actuar por sofocación, generando una capa o barrera entre el metal y el aire, de modo que impidan al fuego respirar y expandirse. En efecto, son la mejor opción para fuegos de clase D y eléctricos metálicos.

Extintores a base de acetato de potasio

Especialmente diseñados para combatir fuegos producidos sobre aceites y grasas de freidoras, cocinas, etc. siendo estos más útiles como medidas de seguridad en restaurantes. El acetato potásico se descarga en forma de niebla que, al entrar en contacto con el aceite o grasa, crea una espuma jabonosa que separa la superficie del aire. Además, parte de las gotas de la neblina se vaporizan refrigerando el aceite o grasa en combustión. Por ese motivo es perfecto para fuegos tipo B y C.

Extintores a base de compuestos halogenados

Actúan igual que los anteriores, rompiendo la reacción en cadena del fuego, con la ventaja de no dejar vestigios ni residuos. Tampoco son conductores de la electricidad. Por tanto, permite apagar fuegos B, C y eléctricos.

La mejor protección contra incendios

Ahora podrás comprobar si el extintor más cercano es el adecuado para la ubicación en la que estés. En casa, lo más recomendable es tener un extintor cerca del detector de humos conectado al dispositivo de alarma

 

Información recogida en blog de dispositivos contra incendios 

CONSEJOS DE SEGURIDAD PARA LOS DIAS DE PLAYA

Cuando hablamos de seguridad  es algo que a la hora de hacer la maleta tienes presente cada día de tus vacaciones Pues no deseamos que nada nos pueda estropear los días que tenemos de descanso.

Si la elección ha sido la playa  para disfrutar de esos días libres de vacaciones. Ya sea en compañía de la familia o los amigos, es un momento para desconectar, y ahi es cuando nuestra desconexión nos hace relajarnos incluso en la seguridad o alerta que debemos de mantener, pues es el escenario propicio para pequeños robos o hurtos sin darnos cuenta, y que al percatarnos tan mal sabor de boca nos deja.

Por ello vamos a comentar algunas medidas básicas para que se mantenga alerta ante estas situaciones.

Aunque ir a la playa Es un momento para desconectar y disfrutar plenamente de tu tiempo libre en un entorno agradable y relajante,  no debes dejar pasar por alto ciertas atenciones de seguridad para hacer que el rato de playa sea el mejor y sin incidencias. Nuestras recomendaciones para estos días son las siguientes: 

  1. Presta atención a las banderas.
  2. Localiza los puestos de seguridad.
  3. Mantente bien hidratado.
  4. Protégete del sol.
  5. Lleva comida refrescante y saludable.
  6. Ten a los niños siempre bajo supervisión.
  7. Procura no ir a playas peligrosas.

Alerta con los amigos de lo ajeno y las estafas.

Como sabes los ladrones nunca descansan o se van de vacaciones por lo que hay que estar siempre en alerta, prestar atención en lo que lleva, y en la playa dejarlo todo agrupado en un único lugar y por supuesto siempre a la vista ya que en muchas playas abundan los carteristas y los ladrones que aprovechan cualquier oportunidad.

Si decides alejarte de la sombrilla para darte un baño o jugar con tus hijos intenta siempre echar un ojo a tu zona y tus pertenencias. También se recomienda mantener distancias razonables con otras personas para evitar fácil acceso a sus pertenencias.

Otras opciones es mantener es guardar todos lo más valioso en bolsas impermeables estancas por si decides meterte en el agua llevando las cosas contigo.

Así mismo no te fies del todo de los vendedores ambulantes, es preferible aunque haya que desplazarse un poco ir a un comercio cercano, pues así tendrás la certeza de lo que compras haya pasado unos controles.

Así que recuerda sea cual sea tu destino aprovecha todo lo que puedas de tus vacaciones, siempre con cabeza y responsabilidad siguiendo estos consejos, pues la seguridad nunca debe marcharse de vacaciones.

 

PRECAUCIONES EN NEGOCIOS DE ALTO RIESGO

Existen ciertos negocios que por el tipo de actividad que realizan su riesgo ante robos o hurto es mayor con respecto a otros negocios, por ello este tipo de negocio requieren de sistemas de seguridad y videovigilancia específicos, que protejan la seguridad tanto del negocio como de sus empleados. 

Estos sistemas específicos se componen de los siguientes elementos 

Pulsadores anti atraco, que se debe poner en un lugar seguro y accesible que permita accionarlo en caso de necesitarlo. 

Puertas blindadas y de alta seguridad y resistencia al forzado, este tipo de cerradura, estarán dotados de sistemas específicos de seguridad y cercos 

Protección con sistemas electrónico que serán colocados en aquellos lugares de acceso al negocio. Son dispositivos con la capacidad de detectar de forma redundante la intrusión en las dependencias de los locales en los que haya objetos preciosos y dinero en efectivo.  

Detectores sísmicos Estos se deben  poner en las paredes, suelos y techos de las cámaras acorazadas, o bien en la parte del local en la que esté colocada la caja fuerte.

También es muy importante Los carteles y otros tipos de sistemas de información para que desde el exterior cualquier persona sea conocedora de las medidas de seguridad presentes en el establecimiento.  

Si no cuentas con la alarma recomendada  para joyerías o negocios de alto riesgo  con el grado obligatorio o crees que hay aspectos de seguridad que no están bien definidos, debes ponerte en contacto con especialistas que puedan asesorarte  en la  seguridad mas apropiada para  tu establecimiento se encuentre  protegido ante cualquier intrusión. 

SISTEMAS DOMÓTICOS.

La domótica con respecto  a seguridad puede ofrecernos grandes ventajas, sea con alarmas simples o con sistemas domóticos más complejos.

Un sistema domótico nos permite unir la seguridad con los distintos medios o instalaciones del hogar por ello cuando  hablamos de seguridad domótica, no solo hablamos de la propia alarma, sino que, además  incluimos en este concepto la detección de incendios, y la posibilidad de su control y sofocación, así como el control del consumo eléctrico.

Control de alarma 

Dentro de un sistema domótico te permite integrarla dentro del hogar así como programar su arme y desarme de manera automática por horas, incluso mediante reconocimiento fácil si el sistema se lo permite.

Detección de Incendios 

Implementada en la domótica juntos a los distintos sensores que estén ubicados  permiten detectar conatos así como activar sistemas de extinción o de corte de suministros si estuvieran asociados al sistema.

Detección Fuga de gas 

estos sistemas proporcionan distintos sensores que actúan en los distintos electroválvulas que estén instaladas que corten el suministro incluso en caso de escape abrir ventanas o sistemas de ventilación forzada.

Detección fugas de agua

Estos también como en el caso anterior  están asociados a electroválvulas de corte, para cerrar el suministro de agua a la vivienda completa, o a la cocina o a un baño en particular, para que se evite un vertido mayor de agua, que pueda provocar daños mayores, así como avisarnos en estos caso y que tomemos medidas de forma lo más rápidamente posible.

Sistemas de cierre automáticos de cierres y persianas. 

Este sistema unido a los sistemas de seguridad pueden llegar a forzar el cierre tanto de puertas como de ventanas si se detecta un momento ajeno en nuestra propiedad, 

Simulación presencia inquilinos aunque no estén

Es muy útil pues aunque no estemos en casa el sistema sigue la misma rutina diaria al subir y bajar ventana, encender o apagar luces o radio, para que desde el exterior siga pareciendo que hay personas dentro del hogar.

Prevenir sobrecargas eléctricas

Con este sistema de forma constante puede realizar un chequeo y en caso de se detecte algún consumo no apropiado, por seguridad desconecta los distintos electrodomésticos que sean necesarios de esta forma se evita sobrecargas en el sistema de tensión, como daños en los electrodomésticos o incluso incendios.

Servicio de teleasistencia

En los casos donde estemos al cuidado de personas mayores los sistemas de domótica pueden estar  preparados para detectar anomalías en el comportamiento de estas personas y dar aviso a los servicios sanitarios, de un posible accidente o necesidad de atención persona.

Sistemas vigilancia por Circuitos Cerrados .

¿En que consisten un sistema CCTV?

Se trata de una instalación de distintos componentes  que se encuentran  directamente conectados, estos crean un circuito cerrado de imágenes que no puede ser visto por otra persona fuera de él. Se diferencia de la emisión de señales de televisión o sistemas abiertos en que éstas si pueden ser vistas por cualquiera con una antena u otro equipo para recibirlas, mientras que el CCTV no.

Los CCTV se pueden personalizar según las necesidades del cliente, deben tener una buena calidad de imagen tanto de día como de noche, pues es es fundamental, para que sea una sistema válido de control. Además debe ser sencillo de utilizar y entendible 

¿Cómo funcionan los sistemas de seguridad CCTV?

Hay Diferentes  sistemas de cámaras CCTV disponibles, analógicos y digitales, con y sin cable, por lo que sus formas de grabar pueden  varíar . Aunque , los componentes básicos son básicamente los mismos  estos son: cámaras CCTV, una lente CCTV, un monitor CCTV y para los sistemas que  sean con cableado los cables que llevan la señal.

Las Imágenes son emitidas a una pantalla y posteriormente son grabadas. Estos monitores pueden ser observados a tiempo real por personal cualificado o no ser supervisados  por nadie.

Avances recientes en la tecnología y el software hacen posible que muchos grabadores estén equipados ahora con grabación de movimiento o notificación de incidencias.Con la grabación de movimiento, los dispositivos sólo grabarán cuando las cámaras CCTV detecten movimiento, esto provoca un ahorro de espacio en el almacenamiento al grabar solo cuando existe notificación de algún movimiento no deseado.

Podemos encontrar estos sistemas cerrados, en multitud de negocios y lugares, llegando a  instalarse en la actualidad hasta en los hogares, debido a su reducido precio en comparación con las ventajas de seguridad que proporciona.

Con estos sistemas, pueden adaptarte a los escenarios que quieras según sean las zonas a cubrir en tus propiedades. Es conveniente que esté instalado por profesional cualificado y que las imágenes grabadas estén bajo homologación.

¿Quiere su sistema de cámaras? Con nosotros puede tenerla.

Infórmese 

 

 

AHORRO EN EL SEGURO AL CONTRATAR UN SISTEMA DE SEGURIDAD

Una de las cosas que más preocupan a los clientes a la hora de contratar una alarma es el desembolso que deben realizar, Sobre todo, a la hora de añadir gastos extras a los propios que ya tiene  de un domicilio o un negocio. Aunque, a poco que hayan investigado, habrán descubierto que la contratación de un sistema de alarmas supone un ahorro en el seguro del hogar.

Es por ello que cuando contratamos una alarma puede ser que el seguro de nuestra propiedad sea más económico pues Las empresas aseguradoras siempre presupuestan en base al riesgo existente. Por eso, al contar con un sistema de alarmas, la empresa considera que el riesgo es menor y puede conllevar una rebaja en el precio final. Aunque no ocurre con todos los tipos de alarmas. 

Las distintas sistemas que  pueden provocar un ahorro en nuestro seguro, son:

  • Disuasorias o ficticias: Este tipo de sistemas cumplen la misión de disuadir, pero en realidad, se trata de un sistema de alarmas irreal. Son cámaras y sirenas que, sin estar conectadas, invitan a los posibles ladrones a no actuar. Aunque su fiabilidad no es del todo segura.
  • Sin centralita: Este sistema va un paso más allá. En este caso, el sistema de vigilancia sí está conectado y garantiza una respuesta en el caso de producirse un robo. Cuando las cámaras o sensores detectan un movimiento sospechoso, ponen en marcha en un mecanismo de sirenas para ahuyentar a los ladrones o poner sobre aviso a los vecinos o a los propios habitantes del domicilio para que llamen a la policía. 
  • Con centralita: Este sistema es el más completo de los tres, ya que está conectado a una centralita y puede contar con otros sistemas de detección. 

Si añadido a lo anterior se le suman otros sistemas como una alarma contra incendios o un sistema de control de acceso, la rebaja en la póliza del seguro está garantizada. Por ello ahorre desde ya con nuestros sistema de seguridad sin cuotas.

QUE NO TE ENGAÑEN

  • No hay aviso a policía sin verificación desde el BOE 02/2011 si el aviso es falso la multa la paga el cliente.
  • No hay grabación de imagen solo una ráfaga de 5 fotos.
  • Todo el material recopilado está en manos de las compañías sin poder acceder a él ante la necesidad del cliente.
  • No dispones de un vigilante 24h si no haces el pago elevado del servicio.
  • Siempre acaba exponiendo su seguridad el cliente.

CON NOSOTROS

  • Acceso inmediato a verificación desde tu smartphone para aviso a policía.
  •  hay grabación de VÍDEO 24h.
  • Todo el material recopilado está en tu poder para poder durante 8 días de grabación ampliable y descargable.
  • NO expones tu seguridad acudiendo a la alarma sin saber que te puedes encontrar.
  • 7 SEGUNDOS LA RESPUESTA MÁS RÁPIDA DEL MERCADO.
  • SIN CUOTAS INFINITAS.
  • Equipo protegido jurídicamente.

Nuestra seguridad

Nuestro sistema de seguridad es totalmente interactivo. Puedes consultar directamente las imágenes desde tu teléfono, girar las cámaras, armar y desarmar el sistema…etc. Observa en directo lo que está sucediendo en tu hogar o negocio o consulta las imágenes de lo que ha sucedido en días anteriores. Toma el control de tu seguridad.

Las cámaras de INTEGRA incluyen los últimos avances en tecnología de la seguridad:

  • Visión 360º: Obtén una visión total de hogar o negocio. Controla el movimiento de la cámara con el móvil.
  • Video de Alta Definición: Visualiza todos los detalles, la calidad de nuestras cámaras permite la identificación de personas o matriculas
  • Visión nocturna: Incluso en condiciones de poca luz nuestra cámara sigue proporcionando una buena calidad de imagen para que puedas estar tranquilo también cuando no estas en tu hogar o negocio.

Audio: Recibe y emite sonido gracias a su micrófono y altavoz incorporados.

Los carteles disuasorios son una herramienta eficaz en la prevención contra los robos o hurtos. Nuestros carteles son muy visibles y diferencian tu hogar o negocio como un lugar protegido disuadiendo los intentos de robo desplazando la atención de el posible ladrón a otros objetivos más vulnerables.

La central permite activar y desactivar el sistema de seguridad de Integra. Incluye también la sirena disuasoria y la configuración de los códigos de armado y desarmado.

Incluye también un mando que permite el armado, armado parcial, desarmado y un botón SOS.

Incluye también un mando que permite el armado, armado parcial, desarmado y un botón SOS.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola !
¿En qué podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: